Si haces bricolaje este verano, ¡hazlo bien!

¡Se acabó la escuela por el verano! ¿Eres? Si tiene tiempo libre este verano, ahora puede ser el momento perfecto para arreglar una habitación (¡o dos!) de su casa con una nueva capa de pintura. Aquí hay tres consejos que le ayudarán a agregar color a su casa y no a nuestras cuencas hidrográficas:

  • Elija no tóxico: Hay muchas pinturas no tóxicas que puedes encontrar en tu ferretería local. Busque el término "sin VOC" o "bajo en VOC". Los COV son compuestos orgánicos volátiles que pueden provocar dolores de cabeza, alergias e irritación ocular. La exposición prolongada puede provocar riesgos de salud más graves. Lo mejor de todo es que, dado que la mayoría de estas pinturas son a base de agua, se reduce la posibilidad de contaminación por agua.
  • Compra solo lo que necesitas: Si no está seguro de cuánta pintura necesitará, pídale recomendaciones al experto en pintura de su tienda local. Hay calculadoras de pintura que puede encontrar en línea que le permiten ingresar detalles como altura, ancho, número de puertas y ventanas para determinar la cantidad adecuada. Comprar “solo lo suficiente” ayuda a reducir el desperdicio y hará que su billetera también se lo agradezca.
  • Reciclar latas y pintura: Si al final del proyecto le queda solo un poco de pintura extra, guárdela en un lugar fresco y seco para futuros retoques. Si decide desecharla, recuerde dejar secar completamente cualquier residuo de pintura en las latas y luego llevar a un Instalación de recolección de residuos domésticos peligrosos para su libre disposición.

Este se inserta en la parte inferior.

es_MXEspañol de México