Propietarios de caballos

Las bacterias del estiércol de caballo pueden causar problemas de salud a las personas, las mascotas y la vida acuática.

¿Qué hay en la caca de caballo?

Los desechos de los caballos son orgánicos, pero pueden contener elementos nocivos como sedimentos, fósforo, nutrientes, sales, amoníaco, bacterias y virus. Cuando estos componentes son transportados a ríos, arroyos y lagos locales, alteran el ecosistema y causan daños a la vida en nuestras vías fluviales locales.


No pierda el tiempo con el manejo del estiércol

Una gestión adecuada del estiércol, los pastos y los potreros puede evitar que los contaminantes entren en las vías fluviales locales y proteger la salud de su caballo. Siga estas mejores prácticas al cuidar de su caballo:

  • Recoja y retire la ropa de cama y el estiércol sucios de los establos, corrales y corrales al menos una vez al día.
  • Depositar los residuos en contenedores de basura resistentes, resistentes a los insectos y sin filtraciones.
  • Cubra el estiércol con lonas durante las lluvias para evitar la escorrentía de contaminantes.
  • Organice un servicio semanal de recogida de estiércol o residuos de abono. Considere donar abono adicional a jardines y viveros comunitarios.
  • Mantenga a los caballos alejados de arroyos, áreas propensas a inundaciones y laderas empinadas para reducir la escorrentía.
  • Plante vegetación a lo largo de las orillas de los arroyos para ayudar a filtrar los sedimentos y los excrementos de los caballos antes de que lleguen a los cursos de agua.
  • Lavar a los caballos sobre una superficie permeable o en una zona que esté conectada al alcantarillado sanitario.

Este se inserta en la parte inferior.

es_MXEspañol de México